La evidencia sugiere que una célula infectada por VPH tiene menos capacidad que una célula normal (no infectada), de controlar el ciclo celular, reparar mutaciones… además de ser más susceptible a la acción de agentes tóxicos.

El VPH es factor necesario para el cáncer de cérvix, pero existen algunos cofactores capaces de incrementar el riesgo de progresión. Los tres grupos de factores potenciales son:

 

1_ COFACTORES MEDIOAMBIENTALES

Tabaquismo

Existe una asociación bien probada entre el tabaquismo,  el riesgo de progresión y la cronificación de la infección. Las fumadoras tienen aproximadamente el doble de probabilidades respecto a las no fumadoras de padecer cáncer de cuello uterino. Se han detectado subproductos del tabaco en la mucosidad cervical de mujeres fumadoras. Los investigadores creen que estas sustancias dañan el ADN de las células en el cuello uterino y pueden contribuir al origen del cáncer de cuello uterino. Además, fumar hace que el sistema inmunitario sea menos eficaz en combatir las infecciones con VPH.

Uso prolongado de anticonceptivos orales (píldoras para la regulación de la natalidad)

Existe evidencia de que el uso de píldoras anticonceptivas por períodos prolongados (>5 años) aumenta el riesgo de cáncer de cuello uterino. La investigación sugiere que el riesgo de cáncer de cuello uterino aumenta mientras más tiempo una mujer tome las píldoras, pero el riesgo se reduce nuevamente después de suspender las píldoras, y regresa a lo normal aproximadamente 10 años después de suspenderlas.

Tener muchos embarazos a término

Las mujeres que han tenido tres o más embarazos a término (completos) tienen un riesgo aumentado de padecer cáncer de cuello uterino. Nadie sabe realmente la razón de esto. Además, algunos estudios han indicado que los cambios hormonales durante el embarazo podrían causar que las mujeres sean más susceptibles a infección con VPH o crecimiento tumoral. También se cree que las mujeres embarazadas podrían tener sistemas inmunitarios más débiles, lo que permite la infección con VPH y crecimiento tumoral.

Infección con clamidia

La clamidia es una clase relativamente común de bacteria que puede infectar el sistema reproductor. Se transmite mediante el contacto sexual. La infección con clamidia puede causar inflamación de la pelvis que puede conducir a la infertilidad.

Algunos estudios han indicado que las mujeres cuyos resultados de análisis de sangre y mucosidad del cuello uterino muestran evidencia de una infección pasada o actual con clamidia tienen mayor riesgo de cáncer de cuello uterino.  A menudo, las mujeres que están infectadas con clamidia no presentan síntomas. De hecho, puede que no sepan que están infectadas a menos que se les practique un examen de clamidia durante un examen pélvico.

Inmunodepresión

Las mujeres inmunodeprimidas, pacientes transplantadas, tienen un riesgo 17 veces mayor a la infección por VPH y 9 veces superior a la aparición de cáncer.

Una alimentación con pocas frutas y verduras

Las mujeres con una alimentación que no incluya suficientes frutas, ensaladas y verduras pueden tener un mayor riesgo de cáncer de cuello uterino.

 

 

2_ COFACTORES VIRALES

Persistencia viral

La persistencia es más frecuente en VPH de alto riesgo habiendo una probabilidad de desarrollar cáncer mayor que las infecciones transitorias.

Tipos de virus

Los responsables de los cambios neoplásticos del los VPH de alto riesgo

Carga viral

La carga viral está cuestionada como factor de riesgo.

 

 

3_COFACTORES HUÉSPED

Antecedente familiar de cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino puede presentarse con mayor frecuencia en algunas familias. Si su madre o hermana tuvieron cáncer de cuello uterino, sus probabilidades de padecer esta enfermedad aumentan en comparación a si nadie en la familia lo hubiera padecido. Algunos investigadores sospechan que algunos casos de esta tendencia familiar son causados por una condición hereditaria que hace que algunas mujeres sean menos capaces de luchar contra la infección por VPH que otras.

Un sistema inmunitario debilitado

El sistema inmunitario es importante para destruir las células cancerosas, así como para retardar su crecimiento y extensión.

Microbiota vaginal

La vagina está compuesta por múltiples poblaciones bacterianas y la disbiosis polimicrobiana de estados normales de salud puede conducir a un mayor riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual y otras infecciones.

La microbiota vaginal tiene un papel importante en la salud y las patologías que afectan al aparato reproductor femenino. Existen nuevos indicios de que el aumento en la diversidad de la MV, combinado con una menor abundancia relativa de Lactobacillus spp., interviene en el contagio y persistencia del VPH, así como en el desarrollo de lesiones precancerosas cervicales.

Bacterias de la vagina que se encuentran asociadas a problemas de cáncer en mujeres con VPH incluyen Gardnerella y Sneathia. Otro dato interesante es que que también la microbiota de mujeres obesas es distinta a la de mujeres delgadas y con abundancia de Clostridium.

 

¿Quieres más información?

Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros. Te intentaremos responder lo más pronto posible.

Enviando

©2018 viruspapiloma.cat®

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?