El cuello del útero o cérvix uterino es el área genital con mayor riesgo para que se produzcan infecciones persistentes por VPH.

La mayoría de mujeres con una infección por VPH tienen el virus silente (sin dar síntomas) durante meses o años, hasta que las defensas del organismo consiguen eliminarlo. Por tanto, la mayoría de mujeres tienen una infección transitoria que no supone riesgo alguno ya que el VPH acaba eliminándose totalmente. En general, estas infecciones pasan desapercibidas.

Sin embargo, en un pequeño porcentaje de casos (en torno al 10-15%) la infección por VPH persiste a lo largo del tiempo sin que sus defensas consigan eliminarla. Esta persistencia en el tiempo (más que la infección en sí misma) es el factor de riesgo principal para el desarrollo de lesiones premalignas. En el caso de infección persistente el VPH puede causar alteraciones celulares que derivan en el desarrollo de lesiones premalignas que con el tiempo pueden evolucionar a un cáncer.

Este mayor riesgo se explica porque en el cérvix uterino existe una zona anatómica especialmente susceptible a la infección por el VPH: la zona de transformación epitelial o área donde se unen el epitelio escamoso (que recubre la parte externa del cuello) y el glandular (que recubre el canal y cuyas células fabrican el moco cervical).

Otros epitelios del área ano-genital, (como la vagina, la vulva, el ano, el pene) o extragenital (como la orofaringe, laringe y esófago) son menos susceptibles, pero también pueden sufrir un proceso similar con la aparición de lesiones premalignas-malignas.

Existen diversos factores que contribuyen a que la infección sea persistente, es decir, se mantenga en el tiempo:

  • el tipo de VPH
  • el tabaquismo
  • la toma prolongada de anticonceptivos hormonales
  • alteraciones en las defensas del organismo o sistema inmune (inmunodepresión)
  • elevado número de embarazos

LESIONES

Las lesiones escamosas intraepiteliales causadas por el VPH, son morfológicamente idénticas en todas las localizaciones del tracto ano-genital inferior, en ambos sexos (cuello uterino, vagina, vulva, ”ano,” región perianal y pene).

Terminología

El concepto y la terminología de las alteraciones premalignas del epitelio cervical han evolucionado paralelamente al avance del conocimiento de su biología e historia natural. Inicialmente se usó el término “carcinoma in situ” para designar a las lesiones que se limitaban al epitelio cervical. En 1949 Papanicolaou introdujo el término “displasia” para designar cambios epiteliales menos acusados.

Actualmente de utiliza el concepto de Neoplasia cervical intraepitelial (CIN), el cual los unifica clasificando las lesiones en tres grados, y el Sistema Bethesda se sustituye el término neoplasia intraepitelial por el de lesión escamosa intraepitelial (SIL), con dos categorías: bajo grado (LSIL) y alto grado (HSIL):

 

  • CIN : Neoplasia Cervical Intraepitelial  (del inglés Cervical Intraepithelial Neoplasia)
    •  lesiones de “bajogrado” (CIN1) y lesiones de “alto grado” (CIN2-3).

      La información se complementa con la terminología clásica “neoplasia intraepitelial” (IN) y la sigla correspondiente a su localización (cérvix CIN), vagina VaIN, vulva VIN, ano AIN, área perianal PAIN y pene PeIN), acompañada de la gradación (-IN1,2 o 3) 

  • SIL : Lesión escamosa intraepitelial (del inglés Squamous Intraepithelial Lesion)
    • lesiones de “bajogrado” (LSIL) y lesiones de “alto grado” (HSIL).

 

 

Clasificación de la lesiones

BAJO GRADO: LSIL/CIN1

En la mayoría de las ocasiones estas lesiones se resuelven de forma espontánea sin necesidad de realizar ningún tipo de tratamiento. El seguimiento estricto de estas mujeres minimiza el riesgo que supone la falta de detección inicial de lesiones de alto grado.

 

ALTO GRADO:  HSIL/CIN2-3

Lesiones persistentes, con baja probabilidad de resolución espontánea y con un riesgo significativo de transformación maligna con elevado potencial de progresión y constituyen la lesión precursora del cáncer de cérvix.

 

Evolución de la lesión

 

 

¿Quieres más información?

Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros. Te intentaremos responder lo más pronto posible.

Enviando

©2018 viruspapiloma.cat®

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?