Actualmente no existe tratamiento médico específico para la infección, pero las pruebas de detección del VPH constituyen un marcador muy sensible y precoz del riesgo de cáncer o lesiones precursoras, especialmente en mujeres mayores de 30 años.

El cáncer de cérvix es la tercera neoplasia más frecuente entre las mujeres a nivel mundial. El cribado de mujeres sanas mediante citología cervical de forma adecuada y mantenida ha conseguido reducir hasta un 80-90% la incidencia y mortalidad por cáncer de cérvix.

Los programas de prevención del cáncer de cuello del útero basados en la realización periódica de la citología cervical o de la prueba de VPH, en función de la edad de la mujer, permiten detectar y tratar precozmente lesiones premalignas del cuello del útero, contribuyendo de esta forma a disminuir de considerablemente el número de casos y la mortalidad por este tipo de cáncer.

A continuación podrás conocer cuales son los protocolos actuales de cribado y los protocolos de actuación frente a las lesiones .

 

¿Quieres más información?

Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros. Te intentaremos responder lo más pronto posible.

Enviando

©2018 viruspapiloma.cat®

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?