En España se diagnostican al año del orden de cien mil lesiones intraepiteliales de cérvix. Tres de cada diez mujeres de menos de 25 años y una de cada diez de más de 25 años en algún momento son positivas. A lo largo de la vida, ocho o nueve de cada diez mujeres españolas vamos a ser VPH positivas.

Una vez realizado el cribado, y si los resultados de las pruebas así lo indican, es necesario realizar un protocolo de seguimiento de las lesiones (ver cuadro protocolos de actuación). En caso de que la lesión así lo precise, estás serán extirpadas/destruidas con un tratamiento específico.

 

Tratamientos de las lesiones

La presencia del virus del papiloma humano (VPH) –detección en moco cervical– o su infección –detección del VPH integrado en el genoma celular– es muy común y actualmente no existe tratamiento médico específico para la infección VPH. La infección deberá ser eliminada por el sistema inmune de cada mujer, desapareciendo la mayoría de ellas sin causar ningún problema.

Sí existen, no obstante, varios tipos de tratamiento que permiten destruir o extirpar las lesiones producidas por este virus, todos ellos igual de efectivos:

  • Extirpación de la lesión: el área anormal es extirpada cortando un fragmento de tejido del cuello del útero en forma de cono (conización cervical). Habitualmente se utiliza un procedimiento electroquirúrgico que permite cortar el tejido de forma similar a un bisturí eléctrico.

 

  • Destrucción de la lesión: se trata de destruir el tejido afectado por la lesión precancerosa. Esta destrucción puede realizarse mediante congelación (crioterapia) o vaporización (aplicando un láser).

 

Tanto la extirpación como la destrucción de las lesiones se consideran tratamientos conservadores ya que permiten que el cuello del útero, tras su curación, se regenere en gran medida sin impacto en la salud reproductiva de la mujer y por tanto en su capacidad para quedar embarazada. Sólo cuando estos tratamientos se realizan sobre una amplia área lesional o cuando se repiten porque reaparece la lesión, pueden repercutir en la capacidad reproductiva.

 

 

Protocolos de actuación 

Las siguientes recomendaciones están basadas en las formuladas en la Guía de cribado del cáncer de cuello de útero en España, 2014 y en la Oncoguía SEGO de Prevención del Cáncer de Cuello de Útero 2014, referencias obligadas dado el amplio consenso obtenido para su publicación de ocho sociedades científicas españolas. En ambas publicaciones puede ser consultada la base bibliográfica que las sustenta.

 

 

¿Quieres más información?

Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con nosotros. Te intentaremos responder lo más pronto posible.

Enviando

©2018 viruspapiloma.cat®

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?